1. Se encarga de procesar la información del dolor y la temperatura, así como de permitir la llegada de los impulsos procedentes del sentido del oído y de regular los movimientos necesarios para permitir la deglución, es decir, tragar.
  2. El área visual primaria está formada por la región 17 de Brodmann y su función es la de “unir” en una sola la información que llega de los dos ojos.
  3. La región visual secundaria, también conocida como área psico visual, permite disponer de una visión en tres dimensiones, detectar variaciones en la intensidad lumínica y asociar los estímulos visuales a la memoria, es decir, almacenar recuerdos en forma de imagen.
  4. Formada por las áreas 20 y 21 de Brodmann, la región del lóbulo temporal analiza los aspectos más complejos de la información de los sentidos, es decir, permite vincular la experimentación de sensaciones al pensamiento y al razonamiento.
  5. Es la región de la corteza cerebral que se encarga de permitir la comprensión del lenguaje oral, es decir, procesa la información auditiva y estimula los procesos necesarios para entender lo que nos dicen.
  6. Conforman la región límbica de la corteza cerebral. Estas áreas están muy vinculadas con el desarrollo de emociones (especialmente las más básicas) y la ejecución de comportamientos instintivos.
  7. Regula el estado de ánimo y el sueño, así como el apetito. De igual modo, recientemente se ha visto que está vinculada al control de los movimientos de las extremidades inferiores e incluso con el desarrollo de la autoestima.
  8. Es de gran interés para la psicología, pues es la región del cerebro vinculada a lo que se conoce como memoria autobiográfica. Es decir, es la zona donde almacenamos los recuerdos acerca de quién somos y de dónde venimos.
  9. Es una región de la corteza cerebral en la que, dependiendo de los olores que se perciban, se estimulan unos recuerdos concretos. Cuando notamos un olor que nos lleva a recordar algo y a que aparezcan emociones, es porque esta área de Brodmann está activa.
  10. Es la región que permite percibir cambios en nuestra presión sanguínea, por lo que tiene importancia en el desarrollo de los ataques de pánico.
  11. Se encarga de procesar la información olfativa y visceral, es decir, los mensajes que vienen del sentido del olfato y las sensaciones que se perciben en los órganos internos de nuestro cuerpo, respectivamente.
  12. Se encarga de regular los movimientos musculares necesarios para permitir el habla. Es decir, es imprescindible para el lenguaje humano.
  13. La región prefrontal de la corteza cerebral alberga los procesos cognitivos más complejos, es decir, el pensamiento, el razonamiento, la voluntad, la imaginación, la organización del tiempo, etc.
  14. Se encarga de controlar la musculatura ocular, es decir, de regular los movimientos voluntarios de los ojos.
  15. Región del cerebro que genera un impulso para que desempeñemos un movimiento voluntario. Es decir, no produce movimientos involuntarios, pero sí que nos incita a movernos ante determinados estímulos visuales o auditivos.
  16. Conforman la región sensitiva secundaria y se encargan de recibir la información del sentido de la vista, procesarla y controlar los movimientos corporales que nacen como respuesta a estos estímulos visuales.
  17. Se encarga de controlar los movimientos voluntarios contralaterales del cuerpo, es decir, los del hemisferio contrario al que se encuentra.
  18. Se encargan de recibir los impulsos nerviosos procedentes del sentido del tacto. Por ello, estas áreas son imprescindibles para captar el dolor, la presión, la temperatura y toda la información táctil. De igual modo, recibe también mensajes procedentes de articulaciones y músculos.
  19. Un área de Brodmann es una región de la corteza cerebral definida con base en su cito arquitectura. La cito arquitectura de la corteza cerebral es la disposición de los somas de las neuronas que constituyen la corteza cerebral.